10 Consejos para Escribir Trabajos Perfectos

Published:

Tags: Trucos técnicas de estudio pandemia memorizar estudiar online

Shakespeare. Góngora. Stephen King. Artistas con las palabras que escriben novela, poesía y relatos, pero no todos tenemos ese talento para las artes escritas. Te compartimos diez consejos para que escribas trabajos perfectos.

 

Chico escribiendo en una libreta

Shakespeare. Góngora. Stephen King. Artistas con las palabras que escriben novela, poesía y relatos con una facilidad como escribe mi madre las listas del supermercado pero no todos tenemos ese talento para las artes escritas. Si tu talento no son las letras te compartimos 10 consejos para que escribas trabajos perfectos.

Elección del tema

Muchas veces no se tiene libertad de elección de tema pero aún así seguro que se puede ajustar el tema a algo que te llame más la atención o que resulte más atractivo. Por ejemplo, si el tema a estudiar es Estados Unidos siempre puedes desarrollar un tema concreto como la política o la salud pública. Seguramente te sea más fácil así que abarcar todo el tema de Estados Unidos.

Esquema de ideas

Una vez que has decidido el tema que vas a realizar es necesario hacer un esquema de ideas. Responder a la pregunta de qué voy a hablar y cómo voy a hacerlo son claves en este momento. En una hoja de papel puedes hacer una lista de ideas y luego ordenarlas para que el texto tenga sentido.

Declaración de la tesis

En este punto tienes que decirle claramente al lector cuál es el tema que vas a tratar y cuál es tu posición al respecto. Esta declaración se suele escribir al final del párrafo introductorio.

Introducción y conclusión

La introducción tiene que ser un párrafo que resuma el tema y en el que incluyas tu declaración de tesis pero a la vez, y he aquí el arte de las palabras, tiene que llamar la atención del lector para que siga leyendo. La conclusión tiene que resumir lo que se ha dicho y a la vez tiene que dejar buen sabor de boca. Digamos que la conclusión es el postre después del banquete literario, el objetivo es que el lector quede felizmente satisfecho.

Los párrafos

Si seguimos el orden de ideas que hemos realizado en nuestro esquema, este punto será muy fácil de realizar. Se recomienda que los párrafos tengan como máximo 300 palabras de extensión. Para dominar este arte es necesario que dentro del párrafo haya también una pequeña introducción al tema, después se desarrolle y por último se concluye dando paso a la siguiente idea en el siguiente párrafo. De esta manera estarán todos los párrafos conectados y el texto tendrá fluidez.

Respalda tus ideas con fuentes

Una vez que conozcas tu posición con respecto al tema, se recomienda respaldar tus ideas con fuentes relevantes, es decir, autores. Si tu tesis está a favor de cierto tema es indispensable que busques autores y teorías que te respalden en esta tesis. Si quieres enriquecer más el texto puedes buscar autores que defienden la otra posición.

Evita frases redundantes

“No te repitas. O repitas palabras que significan lo mismo o aunque signifiquen lo mismo tengan diferentes significados”. ¿Ves que mal queda? Utiliza sinónimos y expresiones académicas para enriquecer el texto.

Incluye bibliografía

Es muy importante que al final del texto incluyas la bibliografía de los trabajos completos de los autores que hayas usado para respaldar tus ideas. En caso de que esto no se incluya podrías ser acusado de plagio y esto a nivel académico es una cosa muy seria. En caso de que no sepas cómo realizar una bibliografía un truco es usar alguna página web que te genere la cita completa después de que hayas introducido tú los datos del autor y de la obra.

Sé auténtico

Es decir, no copies. Es mejor resumirlo con tus propias palabras citando al autor que copiarlo tal cual. Las universidades cuentan con softwares que detectan el plagio además es una vía rápida que no te permite aprender. Copiar no es el objetivo.

Revisa el texto al terminar

Y es posible que este paso sea la diferencia entre un punto arriba o un punto abajo en la nota final. Revisa el texto, revisa que no haya faltas de ortografía o que no haya palabras redundantes. Revisa especialmente que el texto tenga sentido y que la información fluya y que sea fácil de leer.